Inclusión, igualdad y diversidad para el cambio que vivimos

Maravillas Rojo, Patrona Fundación Diversidad

Maravillas Rojo, Patrona Fundación Diversidad

Tras el COVID-19, urge una apuesta decidida por la inclusión y la igualdad de oportunidades, fortaleciendo los valores de la diversidad

El estado de alarma decretado hace ya más de un mes, ha cambiado nuestra vida, la personal y la colectiva. La crisis sanitaria provocada por el COVID-19 ha provocado un duro golpe en el planeta, que esta vez ha impactado directamente a las personas. Vivimos rodeados de cifras de contagios y de muertes, pero también vivimos rodeados de dedicación, esfuerzo, investigación, de múltiples acciones de solidaridad y de una renovada creatividad para la convivencia.

Es momento de subsistir, de mantenerse, de proteger a nuestra gente y de cuidarnos para cuidar a todas y a todos. Y en esta etapa estamos descubriendo el valor de la vida, y de lo que es esencial. Aprendemos a necesitar menos cosas y a necesitar más a las personas. Aprendemos a relacionarnos de otra manera y a usar y optimizar la tecnología a nuestro alcance. Aprendemos que lo próximo tiene valor y que no siempre se requieren grandes recorridos para proveernos de lo necesario. Aprendemos el valor que tienen los cuidados, las tareas sencillas pero imprescindibles, el significado de las tareas domésticas y del cuidado del hogar y la familia, mayoritariamente realizadas por mujeres que han sido invisibles.

Las épocas de crisis inducen a aprender y también a desaprender. Las crisis comportan muchas amenazas, pero también nos permiten descubrir nuevas oportunidades.

Observamos como la distancia produce mayor coordinación y refuerza el sentido de equipo, como muchas organizaciones y empresas buscan optimizar el uso de las tecnologías digitales existentes y han incorporado el trabajo en remoto y ampliado la formación online. Aunque estar conectados, no supone efectivamente teletrabajo, porque para ello se requiere además de conectarse cambiar muchos de los procesos organizativos de la empresa. Vemos como se refuerzan alianzas y se plantean iniciativas solidarias desde distintos ámbitos de trabajo. Ante la incertidumbre cabe el coraje de tomar decisiones, cooperar más y renovar alianzas.

Tras el golpe recibido por esta pandemia, estamos constatando que activamos nuestra capacidad de mantenernos y subsistir sumando voluntades y esfuerzos, con coraje y generosidad y que podemos conseguir llegar a la necesaria etapa de reactivación que vendrá, siendo conscientes de que lo que viene no es la continuidad de lo que hemos dejado atrás.

Los modos de producir, comprar o relacionaros como grupo serán distintos porque durante un largo tiempo mantendremos determinados protocolos de seguridad que cambiarán nuestros hábitos de vida cotidiana y nuestra manera de trabajar ampliando la presencia omnipresente de la tecnología digital.

Después de la crisis sanitaria, de la que saldremos, deberemos afrontar la crisis económica que se deriva y de la que hemos de poder salir también todos y todas, con las medidas y las políticas públicas necesarias para no dejar a nadie en el camino. Con generosidad y solidaridad, con cooperación publico privada, con innovación y sumando fuerzas.

Es precisamente ahora cuando es más necesario tener presente que hemos de reforzar los valores de inclusión y la igualdad de oportunidades, que hemos de potenciar y reconocer los valores que aporta la diversidad. Para que la reconstrucción y la reactivación no dejen a nadie atrás. Cuidar la vida es cuidar la salud, la vivienda, la subsistencia, la educación y la cultura. No podemos salir de esta crisis ampliando de nuevo la tremenda brecha social y económica y la desigualdad existente, al contrario, hemos de ser capaces de tomar las medidas adecuadas para reducirla.

Tenemos un gran reto por delante. ¿Seremos capaces de seguir valorando a quienes nos cuidan, nos atienden, nos hacen posible la vida cotidiana, cambiaremos nuestra escala de valores? ¿Reconoceremos la diversidad existente como un potencial de valor dotándola de distintos reconocimientos y medidas para que sea efectiva?

En un reciente artículo “El mundo después del corona virus” Yuval Noah Harari (autor de Sapiens) planteaba que una población auto motivada y bien informada suele ser mucho más poderosa y eficaz que una población controlada e ignorante y afirmaba que para lograr tal nivel de conformidad y cooperación se precisa reconstruir la confianza.

Si valoramos la vida, las personas y sus capacidades han de estar en el centro del interés social colectivo.

Maravillas Rojo

Patrona de Fundación para la Diversidad

Esta tormenta pasará, asegura Yuval Harari, sin embargo, las elecciones que haremos nos cambiarán la vida en los próximos años

 

 

 

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.